¿Sabías que existen tres formas de aprovechar la energía solar?

energia_solar

¿Sabías que existen tres formas de aprovechar la energía solar?

La energía solar se puede transformar haciendo uso de tres tecnologías principalmente: energía solar fotovoltaica, energía solar térmica y energía solar pasiva.

Queremos compartirles un poco de cada una de estas y cómo funcionan.

Energía solar fotovoltaica:

Tal como se ha explicado en otros artículos de nuestro blog, la luz del Sol puede ser convertida en electricidad a través de celdas solares fotovoltaicas, estas celdas son ensambladas formando módulos y se complementa con protecciones mecánicas como marco y vidrio para facilitar su manipulación. En caso de requerir generar más electricidad que la generada por un módulo, estos se agrupan para formar lo que se conoce como arreglo.
Básicamente el funcionamiento de un sistema solar fotovoltaico consiste en que, durante el día, los módulos reciben la energía solar y se encargan de convertirla en energía eléctrica directa, la cual es direccionada hacia un inversor y otros dispositivos eléctricos, como las baterías y el controlador, los cuales se utilizan dependiendo de la configuración del sistema a utilizar. El inversor convierte la corriente continua en corriente alterna. Esta última, es el tipo de electricidad que sus aparatos y electrodomésticos utilizan para funcionar.

Los usos que se le puede dar a este tipo de energía son variados y dependen principalmente de la configuración del sistema instalado. Los sistemas que no utilizan un sistema de almacenamiento de energía son ideales para zonas aisladas sin posibilidad de conexión a la red.
Los sistemas que cuentan con baterías o almacenamiento de energía tienen usos en hogares, fincas, industria, comercio, transporte, edificios, comunicaciones, alimentando algunos equipos que requieran de energía eléctrica para funcionar en cualquier momento del día.

Energía solar térmica:

En este caso, la energía solar térmica basa su tecnología en la captación de la radiación por medio de elementos denominados colectores o concentradores, los cuales disminuyen las pérdidas de calor y aumentan la energía absorbida, y en algunos casos, cuentan con seguidores de Sol para mejorar este propósito.
Principalmente es utilizada para usos térmicos de naturaleza industrial (Agua Caliente Sanitaria), a través de la transferencia de calor a un fluido térmico; se destinan a suplir grandes demandas y no se utilizan en aplicaciones que requieran bajas capacidades de carga o calor.
Algunos de sus usos más comunes son el calentamiento y la potabilización del agua, así como su aplicación como calentador solar para granos, frutas y otros productos.

Energía solar pasiva:

Este tipo de energía es muy aprovechada en construcción o adecuación de una vivienda con el fin de calentarla o refrescarla, haciendo uso de elementos como muros o cubiertas que actúan como colectores solares, construidos con materiales acumuladores de calor, como el ladrillo, la piedra y la teja de barro.

Es un tipo de arquitectura bioclimática que pretende brindar salud, confort y uso racional de la energía en un hogar. La salud depende de alguna forma de la temperatura, iluminación y otros factores de la vivienda, así como el confort, que consiste en conseguir que la mayoría de las personas expresen bienestar y agrado dentro de esta. Y por último el uso racional de la energía, el cual se puede lograr haciendo uso de toda la luz natural posible en el día y adecuando la vivienda para sentir calor o frío según se necesite sin emplear aire acondicionado para evitar el uso de elementos adicionales que consumen energía.

No Comments

Post A Comment

× ¡Hola! Escribenos si tienes dudas