Inversores solares ¿Qué tipos existen?

Tipos de inversor solar

Inversores solares ¿Qué tipos existen?

Días atrás donde vimos que es un inversor solar y cuáles son sus funciones en un sistema solar fotovoltaico, explicamos que, en términos generales, un inversor solar es el encargado de recibir la energía que captan los paneles para luego adaptarla acorde a los parámetros eléctricos que requieren los electrodomésticos convencionales.

Hoy vamos a hablar un poco de algunas tecnologías de inversores solares

Inversores de cadena o tipo string: reciben este nombre debido a que son conectado a módulos solares conectados en serie, donde la corriente en todos es la misma. Es importante aclarar que este tipo de configuración en serie funciona de la mejor manera si los módulos se encuentran instalados de la misma forma, en la misma orientación obteniendo la misma radiación solar. Esta tecnología de inversor es la de menos costo y su mantenimiento resulta sencillo.

El inconveniente de este tipo de inversor que trabaja con arreglos de módulos en serie es que, en esta configuración, si existe sombra sobre un módulo o uno de ellos presenta falla toda la cadena se ve afectada, por esto el inversor tipo string funciona mejor en sitios donde no existen sombras o las cadenas de módulos tienen la misma orientación y radiación solar. Por otro lado, ante una falla del inversor, no se puede utilizar nada de la corriente generada en ese string.

Microinversor: A diferencia de los inversores tipo string, en un arreglo de módulos solares con microinversores, cada módulo fotovoltaico se conecta de forma independiente al microinversor, gracias a esta conexión cada módulo funciona de forma independiente, evitando que, si se presenta alguna sombra, una falla en alguna parte del arreglo, o existen módulos en diferentes direcciones con diferente radiación solar incidente se vea afectado todo el sistema, pudiendo de esta manera producir más energía que un sistema con inversores tipo cadena.

El microinversor tiene la ventaja de poder conectarse a un sistema de monitoreo donde puede monitorear el sistema a nivel de módulo fotovoltaico.

Debido a que se necesitan casi tantos microinversores como módulos, esta tecnología es la más costosa. Adicionalmente, su integración al sistema de baterías resulta poco eficiente ya que requiere de pasos adicionales de conversión de energía; el microinversor convierte la corriente continua que recibe del módulo solar en corriente alterna y para luego ser almacenada en las baterías debe ser reconvertida a corriente continua.

El mantenimiento toma más tiempo debido al hecho que se tiene un microinversor por módulo, por lo que se recomienda no usar este tipo de tecnología en sistemas grandes o de difícil acceso.

Inversores centrales:

Este tipo de inversor se caracteriza por ser usado en sistemas fotovoltaicos a gran escala en el orden de MW, donde el número de inversores tipo string seria elevado, en términos económicos en esta escala estos equipos tienen ventajas frente a los string en lo que se refiere a eficiencia, simplicidad y bajo costo, sin embargo, tienen la desventaja de que al recolectar la energía de muchas cadenas de módulos fotovoltaicos, ante una falla del equipo, se perderá temporalmente una gran parte de la generación de la planta fotovoltaica. Adicionalmente, las pérdidas por sombreado o bien anomalías en los paneles afectan todo el sistema en general.

Cuando se usa un inversor central, la energía de corriente continua producida de varias cadenas de módulos fotovoltaicos se conecta en paralelo mediante una caja de combinación. Desde allí, la energía de corriente continua se transporta hasta el inversor central donde es transformada en energía de corriente alterna, en este tipo de sistemas todo sucede a gran escala, hectáreas de campo solar a niveles de tensión de hasta 1500 VDC, cables fotovoltaicos de gran calibre y evidentemente inversores del tamaño de un contenedor de carga.

No Comments

Post A Comment

× ¡Hola! Escribenos si tienes dudas