¿Hay que modernizar las redes eléctricas de la empresa?

Redes Eléctricas

¿Hay que modernizar las redes eléctricas de la empresa?

Muchas veces no somos conscientes de los gastos en cuestión de electricidad y solo notamos cuando las variaciones son muy altas, es muy probable que la respuesta se encuentre en las redes de distribución eléctrica, las que no están adecuadas a las necesidades actuales, o que estén algo pasadas de moda; un ejemplo son los electrodomésticos o nuevas maquinarias de la casa o empresa que gastan de 2 a 3 watts por hora, a pesar de no estar en funcionamiento. Esto representa aproximadamente 30 watts desperdiciados por día.

Las redes inteligentes, también conocidas como “Smart Grids”, se encuentran en el centro del debate sobre cómo modernizar la infraestructura eléctrica. Las redes inteligentes son un conjunto de tecnologías enfocadas en solucionar los problemas de transmisión y distribución, además de hacer más eficiente el consumo de energía eléctrica.

Las redes inteligentes representan el futuro de la distribución de energía y un frente importante en el esfuerzo por reducir las emisiones de carbono, motivo por el cual empresas como GE han enfocado una buena parte de sus recursos en desarrollar estas tecnologías.

Sin embargo, uno de los retos principales es sensibilizar a los consumidores de la importancia de modernizar los sistemas actuales. Esto se logrará con políticas claras, regulación y plazos que ayuden a los usuarios a entender que la red eléctrica inteligente no sólo se trata de cambiar el medidor o los aparatos de la casa, sino de una modernización integral del sistema.

Para finalizar y a modo de resumen, las principales características de una red inteligente son las siguientes:

•           Automatizada, comunicada y monitorizada.

•           Autocicatrizante y adaptativa: Fiable y robusta.

•           Uso de contadores inteligentes, telemedida y telegestión.

•           Interactiva con consumidores activos e informados.

•           Permite las tarifas dinámicas.

•           Operada de forma óptima para el mejor uso de recursos y equipos.

•           Predictiva antes que reactiva.

•           Gestionada de forma descentralizada y en tiempo real.

•           Integrada en sistemas y servicios.

•           Segura contra ataques físicos y cibernéticos.

•           Integración y gestión de generación centralizada y distribuida.

•           Flujos energéticos multidireccionales y bajo control.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.

× ¡Hola! Escribenos si tienes dudas