Cuatro Motivaciones para Desarrollar las Fuentes No Convencionales de Energía Renovable

motivaciones energías renovables

Cuatro Motivaciones para Desarrollar las Fuentes No Convencionales de Energía Renovable

En principio y a simple vista, Colombia no pareciera tener fuertes razones para impulsar el desarrollo de fuentes de energía alternativas, esto, teniendo en cuenta que el sistema eléctrico nacional es relativamente bajo en emisiones de carbono en comparación con otros países con mayor participación de combustibles fósiles en su matriz energética, además de no depender de energéticos importados.

Igualmente, al contar con recursos fósiles abundantes en materia de carbón y posibles yacimientos de gas y petróleo aún no explotados, Colombia no aparenta una inminente necesidad de hacer uso de tecnologías no convencionales, como sí lo han iniciado a hacer otros países vecinos de Latinoamérica.

Sin embargo, con los desarrollos técnicos y experiencias exitosas a nivel internacional, así como la tendencia de ajuste de precios y reducción de riesgos asociados a las Fuentes No Convencionales de Energía Renovable, así como la presencia de actores con proyectos y buenas propuestas para Colombia, ya se ha empezado a establecer la ruta y sentar las bases que justifican la implementación de estas fuentes en el país.

Aquí les compartimos cuatro motivaciones para el desarrollo de Fuentes No Convencionales de Energía Renovable

  1. Riesgo asociado a la disponibilidad de la energía hidroeléctrica

Colombia cuenta con una alta dependencia de sus recursos hidroeléctricos, poniendo en riesgo al país ante una escasez de estos, así como el aumento inherente en los precios de la energía.

En análisis recientes, se ha pronosticado un aumento en la vulnerabilidad a las sequías debido al cambio climático (CorpoEma, 2010a; 2010c).

En otros países debido a esto se han enfrentado crisis energéticas y han tenido que buscar alternativas en las FNCER.

  1. Aumento en los precios de la electricidad y el gas natural.

En Colombia, los últimos años el precio de la energía eléctrica ha mantenido una constante alza en la bolsa. Son algunas las razones por las que puede estar sucediendo esto, por ejemplo, además de la disminución en la producción de energía hidroeléctrica, las proyecciones de precios del gas natural comercializado en la costa y el interior del país prevén incrementos de más del 40% para 2030.

Por otro lado, los generadores térmicos en Colombia son elegibles para recibir pagos por confiabilidad por comprometerse a proveer energía firme a un cierto precio cuando los precios de bolsa se incrementan drásticamente, para poder asegurar tal cargo por confiabilidad los generadores deben garantizar contratos de combustibles, y al estar la mayoría de estos contratos expirando se espera que futuros contratos para la provisión de este energético sean mucho más costosos.

Entre tanto, algunos sectores como la industria, están en busca de soluciones alternativas para disminuir sus facturas de electricidad, y la energía renovable parece ser una buena opción.

  1. Oportunidad de desarrollo económico

Además de ofrecer independencia energética y mejoras ambientales, las Fuentes No Convencionales De Energías Renovables van de la mano con políticas industriales de desarrollo económico. Por ejemplo, hace un par de años Arabia Saudita anunció que desarrollará una capacidad de 54 GW de energía renovable para el año 2030 con el fin de reducir el consumo de petróleo y a la vez reposicionar su economía para exportar tecnologías de energía renovable (Al-Gain, 2012).

Con el apoyo estratégico a las energías renovables en Colombia, se puede dar un impulso adicional al crecimiento económico del país, al reducir costos de energía para importantes sectores industriales, esto, desarrollando proyectos competitivos con respecto a las condiciones de los mercados.

  1. Tendencia a la baja de los precios de la energía renovable

En los últimos años, los costos de las energías renovables se han venido reduciendo, en especial la energía solar fotovoltaica. Esto gracias al deseo de algunos países de capitalizar el valor de la energía renovable, así como los instrumentos que en materia de política han sido puestos en marcha alrededor del mundo para la promoción de estas fuentes.

En Colombia, al día de hoy se ha avanzado considerablemente con la normatividad al respecto, con los beneficios obtenidos a partir de la Ley 1715 de 2014, se puede evidenciar un cambio que favorece la implementación de fuentes de energía alternativa.

Fuente: Integración de las energías renovables no convencionales en Colombia. UPME.

 

No Comments

Post A Comment

× ¡Hola! Escribenos si tienes dudas